Las 8 soluciones principales cuando el control deslizante de volumen de Windows 11 está atascado en la pantalla

El control deslizante de volumen de Windows 11 aparece en la pantalla cuando aumenta o reduce el volumen con el teclado. Aparece sólo durante unos segundos, tras los cuales desaparece automáticamente de la pantalla. Sin embargo, en raras ocasiones, es posible que notes que el control deslizante de volumen de Windows 11 está atascado en la pantalla.

Top_N_Correcciones_cuando_el_control_deslizador_de_volumen_de_Windows_11_está_atascado_en_la_pantalla

Pero no te preocupes. A continuación, exploramos el problema del control deslizante de volumen de Windows 11 e introdujimos las soluciones más efectivas. Seguir a lo largo.

1. Reinicie el Explorador de Windows

Cuando reinicie el Explorador de Windows, la computadora restablecerá explorer.exe, el proceso responsable de administrar los elementos de la interfaz de usuario. Dado que el control deslizante de volumen es un elemento de la interfaz de usuario, este reinicio puede solucionar fallos menores que desencadenan el problema. Utilice los pasos a continuación para reiniciar el Explorador de Windows.

Paso 1: Abra el Administrador de tareas presionando las teclas Ctrl + Shift + Esc.

Paso 2: Haga clic en la pestaña Procesos a la izquierda, haga clic derecho en Explorador de Windows y haga clic en Reiniciar.

Reinicie el Explorador de Windows 13

Paso 3: Verifique si esto soluciona el error; si no, pase a la siguiente solución.

2. Reinicie la computadora

Un reinicio del sistema obliga a cerrar todos los servicios y procesos, solucionando eficazmente fallos y errores temporales. Curiosamente, muchos de nuestros lectores nos han implorado una solución para bajar el volumen de manera efectiva en sus computadoras con Windows. Reiniciar su PC también ayudará a corregir este problema. Una vez que la computadora se inicie, verifique si todavía hay algún problema relacionado con el volumen. Si es así, continúe con otras correcciones.

3. Ejecute el solucionador de problemas de audio

Windows 11 viene con un solucionador de problemas de audio integrado. Esta utilidad escaneará eficazmente el sistema en busca de todos los errores relacionados con el sonido. Solucionará el problema o proporcionará recomendaciones para solucionarlo. Puede ejecutar esta herramienta siguiendo los pasos a continuación.

Paso 1: Inicie la configuración de Windows 11 presionando Windows + I.

Paso 2: Haga clic en la opción Sistema en el panel derecho, luego seleccione Solucionar problemas a la izquierda.

Solucionador de problemas de apertura

Paso 3: Haga clic en Otros solucionadores de problemas.

Otros solucionadores de problemas de Windows

Paso 4: Haga clic en el botón Ejecutar para el solucionador de problemas de audio.

Ejecución del solucionador de problemas de audio

Paso 5: Siga el asistente para completar el proceso y confirmar que el problema del control deslizante de volumen esté solucionado.

4. Deshabilite y vuelva a habilitar el dispositivo de audio

Otra opción para arreglar el control deslizante de volumen que no desaparece será desactivar y volver a activar el dispositivo de audio. Esta solución es muy eficaz porque restablece todos los procesos relacionados, incluidos los conectados al control deslizante de volumen. Siga los pasos a continuación.

Paso 1: Haga clic derecho en el menú Inicio y haga clic en Administrador de dispositivos.

Abrir el administrador de dispositivos

Paso 2: Expanda la categoría «Dispositivos de sonido, video y juegos», haga clic derecho en su dispositivo de audio y haga clic en Desactivar dispositivo.

Deshabilitar el dispositivo de audio en el Administrador de dispositivos

Paso 3: Confirma tu elección.

Paso 4: Haga clic derecho en su dispositivo de audio y haga clic en Habilitar dispositivo.

Habilite su dispositivo de sonido

Paso 5: Confirme que la solución funciona o pase a una solución diferente.

5. Reinstale su dispositivo de audio

Si volver a habilitar no funciona, debería intentar reinstalar el dispositivo. Siga los pasos a continuación.

Paso 1: Haga clic derecho en el menú Inicio y haga clic en Administrador de dispositivos.

Abrir el administrador de dispositivos

Paso 2: Expanda la categoría ‘Dispositivo de sonido, vídeo y juegos’, haga clic derecho en su dispositivo de audio, haga clic en Desinstalar dispositivo y confirme su elección.

Desinstalar dispositivo de sonido en Windows 11

Paso 3: reinicie la computadora y el dispositivo debería reinstalarse automáticamente. Una vez hecho esto, confirme que la solución se realizó correctamente.

6. Restablecer la configuración de audio a los valores predeterminados

Cuando restablece la configuración de audio, puede solucionar el problema del control deslizante de volumen atascado porque el restablecimiento resolverá configuraciones conflictivas, eliminará configuraciones corruptas y eliminará la interferencia del software.

Paso 1: Presione Windows + I para abrir Configuración.

Paso 2: Haga clic en Sistema en el panel izquierdo, luego haga clic en Sonido a la derecha.

Abrir configuración de sonido

Paso 3: Desplácese hacia abajo y haga clic en Mezclador de volumen.

Abrir la configuración del mezclador de volumen

Paso 4: Haga clic en el botón Restablecer.

Restablecer los sonidos de Windows

Paso 5: Por último, confirme que la solución funciona o pase a una solución diferente.

7. Actualice el sistema operativo Windows

Si ninguna de las soluciones anteriores puede solucionar el control deslizante de volumen atascado, debe actualizar su sistema operativo. Las actualizaciones de Windows suelen venir con correcciones de errores y, en la mayoría de los casos, resolverán problemas menores de Windows. Siga los pasos a continuación.

Paso 1: Abra la aplicación Configuración presionando Windows + I.

Paso 2: Haga clic en Windows Update en el panel inferior izquierdo, luego haga clic en el botón para buscar actualizaciones a la derecha.

Buscando actualizaciones de Windows

Paso 3: Descargue e instale actualizaciones, reinicie su computadora y confirme que resuelve el problema del control deslizante de volumen.

8. Ejecute un análisis de malware

Un análisis de malware es una excelente opción cuando el control deslizante de volumen no desaparece. También es eficaz para otros problemas relacionados, como que las teclas de acceso rápido de volumen no funcionan. Esto se debe a que el malware suele ser un desencadenante de un comportamiento anormal de la computadora. Puede utilizar el análisis integrado de Windows Defender para eliminar el virus.

Una vez que se complete el escaneo, intente la operación de volumen nuevamente y verifique que el problema esté solucionado.

Devuelva el control deslizante de volumen a su función adecuada

Si bien el control deslizante de volumen puede parecer pequeño e intrascendente, puede quitarle el placer de usar su PC si permanece atascado en la pantalla. Las soluciones que hemos explorado deberían restaurarlo para que vuelva a funcionar correctamente.

¿Pudiste resolver el problema exitosamente? Háganos saber qué solución funcionó en los comentarios a continuación.

Deja un comentario