Las 7 mejores formas de corregir tiempos de inicio lentos en Windows 11

Si bien hay muchas cosas que me gustan del nuevo Windows 11, también exige hardware. Si ha actualizado recientemente desde Windows 10, es posible que sienta que su PC tarda más de lo normal en arrancar.

Las mejores formas de corregir tiempos de inicio lentos en Windows 11

Afortunadamente, hay algunos ajustes que puede hacer en su Windows 11 para ayudarlo a funcionar más rápido. Compartiremos algunas de las mejores formas de evitar esos problemas de inicio lento en Windows 11. Entonces, comencemos.

1. Deshabilitar aplicaciones de inicio

Una gran cantidad de programas de inicio es una de las razones más destacadas detrás de los inicios lentos en Windows. Puede comenzar eliminando algunos programas de inicio para acelerar el tiempo de arranque en Windows 11. Así es como se hace.

Paso 1: Presione Ctrl + Shift + Esc para iniciar la ventana del Administrador de tareas. Haga clic en el botón ‘Más detalles’ en la parte inferior de la ventana para expandirla.

Expandir el Administrador de tareas

Paso 2: Dirígete a la pestaña Inicio para ver una lista de programas configurados para ejecutarse en el arranque y su impacto en el inicio.

Programas de inicio

Paso 3: Seleccione los programas no deseados que no necesitan ejecutarse al inicio y haga clic en el botón Deshabilitar en la parte inferior.

Deshabilitar programas de inicio

Nota: Evite deshabilitar los programas que no reconoce. Algunos de ellos pueden ser una parte integral del sistema operativo Windows. Para saber qué hace ese programa, haga clic derecho sobre él y seleccione Buscar en línea.

Salga del Administrador de tareas y reinicie su PC para ver si se reduce el tiempo de inicio.

2. Habilitar inicio rápido

Como sugiere su nombre, el inicio rápido en Windows puede ayudar a que su PC arranque más rápido después de un apagado. Habilitarlo evitará que su PC se apague por completo, lo que ayuda a que su PC arranque más rápido. Aquí se explica cómo habilitar el inicio rápido en Windows 11.

Paso 1: Presione la tecla de Windows + R para abrir el cuadro de diálogo Ejecutar, escriba control y presione Entrar.

Abra el Panel de control en Windows 11

Paso 2: Cambie el tipo de vista a iconos y seleccione Opciones de energía.

Abrir opciones de energía en Windows

Paso 3: Haga clic en ‘Elegir lo que hacen los botones de encendido’ en la barra lateral izquierda.

Elija lo que hacen los botones de encendido

Paso 4: Dado que necesitará permisos de administrador para habilitar el inicio rápido, haga clic en ‘Cambiar la configuración que actualmente no está disponible’.

Cambiar la configuración no disponible

Paso 5: Marque la casilla que dice «Activar inicio rápido (recomendado)» y presione Guardar cambios.

Habilitar inicio rápido en Windows 11

Reinicie su PC para ver si se solucionó el problema de inicio lento.

3. Desactiva los efectos visuales

Los efectos visuales son otra razón por la que puede encontrarse con tiempos de arranque más largos, especialmente si tiene poca memoria o su PC no es lo suficientemente potente. Por lo tanto, puede intentar deshabilitar esos efectos visuales no deseados para ver si eso ayuda a reducir los tiempos de arranque en Windows 11.

Paso 1: Abra el menú Inicio, escriba ver configuración avanzada del sistema y presione Entrar.

Ver la configuración avanzada del sistema

Paso 2: En la ventana Propiedades del sistema que se abre, vaya a la pestaña Avanzado y haga clic en el botón Configuración en Rendimiento.

Propiedades del sistema

Paso 3: En la pestaña Efectos visuales, seleccione ‘Ajustar para obtener el mejor rendimiento’. Luego haga clic en Aplicar seguido de Aceptar.

Deshabilitar animaciones en Windows

4. Habilitar el sentido de almacenamiento

Es difícil hacer un seguimiento de todos los archivos basura que su PC podría haber acumulado con el tiempo. Esto, a su vez, puede afectar su PC, ralentizándola considerablemente. Storage Sense es una función que puede ayudarlo a deshacerse de esos archivos basura, incluidos los archivos de instalación anteriores, los archivos temporales de las aplicaciones y más. Habilitarlo ayudará a que Windows 11 elimine esos archivos regularmente y acelere su rendimiento.

Paso 1: Presione la tecla de Windows + I para abrir la aplicación Configuración y vaya a Almacenamiento.

Configuración de almacenamiento en Windows

Paso 2: En Administración de almacenamiento, active el interruptor junto a Storage Sense.

Habilitar detección de almacenamiento

5. Prueba el arranque limpio

Realizar un inicio limpio en Windows inicia su PC sin aplicaciones o servicios de terceros. De esta manera, puede determinar si alguno de esos programas es responsable del inicio lento en Windows 11.

Paso 1: Presione Win + R para abrir el cuadro de diálogo Ejecutar, escriba msconfig.msc y presione Entrar.

Configuración del sistema abierto

Paso 2: En la ventana Configuración del sistema que se abre, cambie a la pestaña Servicios. Marque la casilla que dice Ocultar todos los servicios de Microsoft y haga clic en el botón Deshabilitar todo.

Deshabilitar programas de inicio

Paso 3: Vaya a la pestaña Inicio y haga clic en Abrir Administrador de tareas.

Abrir Administrador de tareas

Paso 4: En la pestaña Inicio, deshabilite todas las aplicaciones y programas de terceros.

Deshabilitar todos los programas de inicio

Paso 5: Salga del Administrador de tareas y reinicie su PC.

A medida que su PC se reinicia, solo se iniciarán los elementos esenciales. Si esto mejora el tiempo de inicio, deberá repetir este proceso habilitando cada programa o servicio para aislar al responsable de los tiempos de inicio lentos.

6. Actualizar controladores de pantalla

Si enfrenta tiempos de arranque más largos seguidos de una pantalla negra, es posible que haya un problema con los controladores de pantalla instalados en su PC. Puede intentar actualizar los controladores de pantalla siguiendo los pasos que se mencionan a continuación para remediarlo.

Paso 1: Presione la tecla de Windows + S para abrir la Búsqueda de Windows, escriba administrador de dispositivos y presione Entrar.

Abra el Administrador de dispositivos

Paso 2: En la ventana Administrador de dispositivos, expanda Adaptadores de pantalla y haga clic con el botón derecho en su tarjeta gráfica para seleccionar la opción Actualizar controlador.

Actualizar controlador de gráficos

Desde allí, siga las instrucciones en pantalla para actualizarlo.

7. Actualizar Windows

Mantener tu sistema operativo actualizado siempre ayuda. Estas actualizaciones suelen traer parches de seguridad, nuevas funciones y mejoras de rendimiento. Por lo tanto, puede asegurarse de que está ejecutando la última versión de Windows 11 buscando actualizaciones más recientes en la sección Actualización de Windows en la aplicación Configuración.

Buscar actualizaciones en Windows 11

Arranque ultrarrápido

A nadie le gusta esperar. Especialmente, cuando te preparas para comenzar tu jornada laboral, esos inicios lentos pueden ser frustrantes. Los consejos mencionados anteriormente deberían ayudar a remediar los tiempos de inicio lentos en Windows 11.