Las 5 formas principales de usar el entorno de pruebas de Windows 10

Windows Sandbox es una adici√≥n fenomenal a Windows 10 que me encanta usar una y otra vez. Es muy f√°cil de instalar y se carga muy r√°pido. Mejor a√ļn, tambi√©n es seguro: todo lo que hago en el entorno de pruebas de Windows se queda dentro de √©l. Pero tiene una desventaja obvia: todo lo que hago en su interior es tambi√©n temporal.

Al salir del modo, Windows Sandbox no guardará mi configuración, los programas que instale ni los archivos descargados. Eso significa que tengo que empezar de cero cada vez. No es la máquina virtual ideal para recoger y reanudar.

Pero este aspecto aparentemente negativo es donde reside la magia detrás de Windows Sandbox. Si se está preguntando para qué es mejor usar el Sandbox de Windows, echemos un vistazo a cinco carcasas en los que lo utilizo al máximo.

1. Comprobar si hay malware

Recuerdo varias veces en las que me apoderé excitado de un programa, sólo para descubrir que estaba infectado con malware o adware. Afortunadamente, el modo Windows Sandbox elimina la comprobación de la aplicación antivirus en cualquier momento que desee utilizar un programa.

Todo lo que hago ahora es copiar y pegar el instalador del programa en el Sandbox de Windows, después de lo cual puedo instalarlo fácilmente para comprobar si funciona como se anuncia. Si todo parece limpio, puedo instalar el programa en el sistema operativo del host sin preocuparme.

Y en el caso de que un archivo esté infectado, puedo salir de forma segura de Windows Sandbox, donde lo destruirá todo. Windows Sandbox está totalmente aislado del resto del sistema operativo, por lo que nada sale sin mi permiso.

2. Pruebe el software

Mi trabajo requiere que pruebe software nuevo todo el tiempo. Pero eso no significa que quiera seguir aferrándome a ellos para siempre. Por eso, la instalación y eliminación de muchos programas con el tiempo puede afectar seriamente al rendimiento de Windows 10.

Afortunadamente, aqu√≠ es donde el entorno de pruebas de Windows resulta muy √ļtil. Simplemente instalo el programa, hago lo que tengo que hacer y luego salgo del entorno de pruebas de Windows. Es as√≠ de f√°cil. Se acab√≥ el desorden en mi ordenador con los archivos sobrantes y las entradas de registro redundantes.

3. Navegar por Internet

Mi navegación web a menudo me lleva a los niveles más bajos de Internet, lo que es increíblemente inseguro. Y es por eso que confío en Windows Sandbox cada vez que quiero visitar sitios web con aspecto de sketch. De esta manera, puedo dejar de preocuparme de que los criptógrafos, secuestradores y otras formas de scripts no deseados se infiltren permanentemente en la santidad de mi navegador.

Sin embargo, hago un punto para no iniciar sesi√≥n en el navegador web. Aunque Google Chrome incluye funciones como Aislamiento del sitio para aislar pesta√Īas, existe la posibilidad de que se aproveche una posible laguna de seguridad. Y dejar sus datos personales por ah√≠ no ser√° un buen presagio en caso de que eso ocurra.

No siempre es posible volver a descargar Chrome (mi navegador en Windows) cada vez que quiero usar Windows Sandbox. Así que en su mayor parte, termino usando el navegador Edge incorporado en su lugar, lo que no es tan malo.

4. Descargar archivos

Además de navegar por Internet, Windows Sandbox también me aísla de las peligrosas descargas de archivos. Cada vez que veo un enlace de descarga de aspecto dudoso, enciendo Windows Sandbox y lo descargo allí.

Esto es especialmente cierto en el caso de las descargas en las que Chrome suele emitir advertencias activas. Me dirijo a Windows Sandbox, descargo el archivo e incluso lo abro para comprobar que no hay nada sospechoso.

También puedo mover el archivo descargado al sistema operativo del host después, por lo que tampoco es que esté desperdiciando ancho de banda en el proceso. También lo escaneo con mi programa antivirus para una buena medida.

Aunque no hago esto, también puedes descargar archivos adjuntos de correo electrónico sospechosos a través de Windows Sandbox para asegurarte de que no hay nada desagradable dentro.

5. Jugar con la configuración de Windows

Windows 10 tiene muchas opciones de configuraci√≥n que todav√≠a me parecen desconcertantes, incluso despu√©s de a√Īos de uso. As√≠ que en lugar de jugar con ellos directamente y terminar rompiendo alguna funcionalidad central, termino haciendo eso en el Sandbox de Windows en su lugar.

Esto también es aplicable a áreas críticas para el sistema como el Editor del Registro. Cada vez que tengo que inmiscuirme en las claves del registro para mis mensajes de resolución de problemas, lo primero que hago es probarlo en el entorno de pruebas de Windows. De esa forma, no tendré que preocuparme por romper algo. Si lo hago, todo lo que se necesita es una simple recarga del entorno de pruebas de Windows para volver a empezar.

Libérate

Windows Sandbox es el parque infantil digital perfecto. Probar nuevos programas, iniciar y verificar descargas, y jugar con la configuración de Windows son cosas que definitivamente debería hacer con esta fantástica implementación.

Sin embargo, yo lanzar√≠a la precauci√≥n al viento. Todo tiene una laguna jur√≠dica, por lo que no ir√≠a por ah√≠ probando activamente los archivos que se sabe que contienen malware. A√ļn as√≠, merece la pena tomar precauciones activas.

El siguiente: A veces, el entorno de pruebas de Windows puede dejar de conectarse a Internet. Aprenda qué hacer en caso de que eso ocurra.