Cómo crear su propio servidor multimedia en Mac o iOS con Plex

En la web hay un montón de servicios para organizar tus medios, pero de vez en cuando aparece uno que realmente va más allá para proporcionar una mejor experiencia.

Este es el caso de Plex, que le permite crear su propio `servidor utilizando su dispositivo Mac o iOS para transmitir su contenido multimedia a otros dispositivos conectados a través de aplicaciones.

He aquí un mejor vistazo a Plex y cómo funciona todo junto.

Configuración de su Content Server

Paso 1: Lo primero que tienes que hacer es ir al sitio web de Plex en tu Mac u otro ordenador que usarás como servidor y descargar el cliente servidor Plex allí y en cualquier otro ordenador desde el que quieras servir medios. Aproveche esta oportunidad para crear una cuenta allí también.

Paso 2: Antes de comenzar a transmitir por secuencias sus medios, aseg√ļrese de tenerlos listos en carpetas separadas para un rendimiento √≥ptimo. Plex tiene una secci√≥n completa en su sitio web dedicada a c√≥mo debe preparar y organizar sus medios para un rendimiento √≥ptimo de reconocimiento, pero aparte de los prop√≥sitos de la organizaci√≥n, no vi ninguna otra raz√≥n para ello.

Por supuesto, si se trata de medios más complejos (como archivos separados para películas y subtítulos, por ejemplo), se recomienda seguir las instrucciones de Plex.

Paso 3: Una vez que el cliente servidor haya sido instalado en tu Mac y tengas tu dispositivo listo, accede al servidor desde la barra de men√ļs de tu Mac y haz clic en Administrador de medios para abrir la interfaz web.

All√≠ se le pedir√° que a√Īada sus carpetas multimedia para crear Bibliotecas . Estos son completamente editables e incluso se pueden actualizar para mantenerlos al d√≠a con lo que hay en las carpetas de las que se alimentan.

Note importante: Recuerde que si el equipo desde el que distribuye sus archivos multimedia no tiene suficiente potencia, es posible que la reproducción de archivos multimedia como los vídeos no sea fluida.

Aplicaciones Plex

Una gran parte del atractivo de Plex es poder interactuar con el contenido de otros dispositivos. Para ello, Plex utiliza aplicaciones que puedes instalar en tu iPhone ($1.99) u otro smartphone, en tu tableta e incluso en tu televisor inteligente.

En el momento en que inicie una aplicación en su dispositivo (un iPhone en Esta carcasa), se mostrarán inmediatamente todas las bibliotecas disponibles en su red (las que ha configurado anteriormente) y su contenido.

A partir de ahí, puedes empezar a reproducir instantáneamente tu contenido en tu dispositivo, que Plex transcodifica sobre la marcha para una reproducción fluida.

Probé un par de programas y películas y la reproducción en mi iPhone fue impecable.

La aplicaci√≥n local para iPhone tambi√©n ofrece una gran cantidad de opciones, lo que le permite ajustar una variedad de ajustes, que van desde la calidad de sus transmisiones hasta el tama√Īo de los subt√≠tulos cuando est√°n disponibles, entre muchos otros.

Además, también puedes usar tu dispositivo móvil como servidor, y con las aplicaciones Plex que puedes instalar en televisores inteligentes, puedes transmitir contenido desde tu iPhone a tu televisor, lo que abre muchas posibilidades.

En general, me sorprendi√≥ gratamente lo bien que le fue a Plex en mi caso. No me gusta el hecho de que todo en su ordenador/servidor tiene que hacerse a trav√©s de un navegador en lugar de a trav√©s de una aplicaci√≥n nativa, pero eso es un peque√Īo apret√≥n cuando se compara con lo bien que funciona el resto del paquete.

Última actualización el 8 de febrero de 2018

Deja un comentario